Misiones jesuitas en Baja California Sur
Opiniones en comunidad

agosto 6, 2009

Me gusto la idea de encabezar la ruta de las misiones jesuitas de Baja California Sir en Loreto ya que allí es donde fundaron la primera misión y donde actualmente está el museo de las misiones el cual cuenta la historia de éstas en la Península de California, la cual me pareció muy interesante saber antes de recorrer las misiones. Te permite tener un marco histórico y cultural de esos acontecimientos que en cierto modo marcaron algo en la historia de las Baja California al sur y al norte.

La historia en el museo cuenta que los jesuitas entraron al territorio californiano en el 1572 con la misión de evangelizar esa región que nadie quería penetrar. Dado que la tierra ya formaba parte de las conquistas de Hernán Cortés, la Corona determinó que solo podría hacer su misión si era en nombre de la Corona española pero no les darían ningún recurso para financiar los gastos que tuvieran. Los jesuitas aceptaron el trato. Como toda acción de evangelización que hubo en América, tuvo sus factores positivos y negativos que de todos modos no voy a poner en tela de juicio sino narrar la historia que me contaron. El legado de los jesuitas mediante sus misiones fue bastante importante y muchos los destacan. Redactaron informes de gran valor etnográfico, abrieron redes de caminos terrestres y marítimos, hicieron observaciones geodésicas, trazaron mapas, instruyeron a los pobladores nativos con oficios, plantaron cultivos dándole más productividad a las tierras, nuevo alimento a la gente y más. Todo eso generó un choque muy fuerte en la cultura de la gente natural de la península quienes porque cambiaron sus hábitos rotundamente, su cosmovisión, etc. Los naturales eran nómadas: Pericues al sur, Guaycuras al centro y Cochimies al norte. En 1734 ocurro la rebelión aborigen más importante en contra de las misiones.

En 1697 fundan la primera misión en Loreto. Para 1708 ya eran cuatro las misiones. Desde 1697 a 1829 Loreto fue la capital de la provincia de California.

Los jesuitas intentaban ser autosuficientes pero las condiciones naturales de la península eran difíciles. Recibían subsidios de las misiones en Sonora y Sinaloa.

Un factor que me sorprendió es que en medio del desierto infinito que cubre Baja California Sur, de repente cuando menos te lo esperas te encuentras un oasis, agua y palmeras, frondosa vegetación tierra fértil, ríos y arroyos. Es una porción péquela pero suficiente para cultivar y abastecerse de agua. Por eso mismo, muchas de las misiones están ubicadas cerca de estos oasis y aunque esos oasis estén escondidos tras la sierra, en lugares que parecen inhóspitos.

Dentro de los cultivos introducidos están el olivo, la vi, el dátil, el higo, el maíz, la calabaza, la naranja, la cebolla, el algodón, el garbanzo y el ganado por otra parte. De ahí que desde tiempos remotos hubiera una actividad vinícola en la península (de esto ya les contaré mas cuando escriba mis relatos de la ruta del vino en Baja California).

De las tantas misiones que fundaron, hoy muchas se mantienen en pie y son un legado arquitectónico bellísimo e impactante. Nosotros solo visitamos las misiones de Loreto, San Ignacio (1728), San Javier (1699), Nuestra Señora del Pilar de la Paz (1720), Santa Rosalía de Mulegé (1705) y Todos Santos.

De estas misiones, mi elegida fue la Misión de San Javier porque está solitaria, escondida tras la sierra rodeada de un paisaje natural puro y su estructura está intacta, construida en cantera gris amarronada con un cantidad de detalles decorativos impecable: columnas retorcidas, insignias, sellos, esculturas. Tiene ese aspecto de erosión natural por su vejez que le da un encanto especial además de una connotación mística. Está ubicada en la Sierra de la Giganta en el municipio de Loreto.

La Misión de Loreto es imponente también porque es muy grande y tiene un espacio contiguo cuya entrada está hecha con arcadas. Construida también en cantera y piedra con un detalle menos ornamental que San Javier. Las ventanas del lateral derecho me fascinaron por los barrotes de madera labrada que llevan.

Nuestra Señora del Pilar de la Paz es una iglesia, también en cantera, muy bonita y grande. Al ser La Paz y tener tanta concurrencia pro lo mismo se mantiene contantemente en restauración.

Santa Rosalía de Mulegé está ubicada en el punto más alto del pueblo con una vista panorámica preciosa al mar, el valle y el oasis que la circunda. Allí cerca corre un rio y hay un gran palmar frondoso. Esta iglesia es muy pintoresca también, hecha en cantera.

Y finalmente San Ignacio, está emplazada en medio de un oasis, en el camino de Mulegé a Santa Rosalía. Para llegar primero atraviesas un río y un corredor de palmeras y vegetación verde y húmeda. La iglesia está frente a la plaza del pueblo. Está restaurada y pintada de blanco en combinación con los ladrillos y la torre en su cantera natural. Es muy pintoresca, tiene bastante ornamentación, sobre todo sello e insignias. Tiene un estilo semejante a Santa Rosalía de Mulegé sobre todo por el edificio rectangular de una planta que continua a un lado. En su interior hay un retablo muy barroco pintado en apariencia con lámina de oro.

¿Cómo llegar?

En auto:

A Loreto, Mulegé, La Paz, desde el norte o desde el sur, hay que tomar la ruta 1 derecho.

A San Javier, desde Loreto hay que tomar la carreta hacia La Paz y hacer unos 10 minutos y te encuentras con el desvió a tu derecha con una señalización que dice Misión San Javier y luego tomas el camino que va por la sierra todo derecho. El primer tramo está pavimentado, luego es camino de tierra, con bastante pozo y piedras sueltas. Se recomienda hacer el camino con un auto apto para ese tipo de caminos.

A San Ignacio, se llega por la ruta 1 que va de Mulegé a Santa Rosalía. Vas todo derecho hasta encontrarte con un desvió hacia tu izquierda que está señalizado "San Ignacio" y luego todo derecho. Para salir haces lo mismo.

En autobús, la única referencia que tengo es saliendo de la terminal en La Paz solo hacia Loreto y Mulegé. Para San Ignacio tal vez haya taxis desde Mulegé y a San Javier únicamente en auto o con un tour que se contrata en cualquier agencia en Loreto, hay varias.

El museo está ubicado en pleno centro de Loreto. Abre de martes a domingo, de 9 a 13 y de 13.45 a 18 hs. La entrada cuesta $37 mx y es gratis los domingos para mexicanos y extranjeros residentes con documentación.

(22)
Otras personas que vieron este artículo también les interesó:
Comentarios (3)
Es muy buena tu descripcion del recorrido que hiciste, gracias por este anuncio, soy originario de Mulege BCS, resido en Tijuana, sin embargo alla tengo mi familia, mis raices y mis costumbres.Saludos
Comentado por JUAN JOSE
- mayo 28, 2013 @ 12:36 pm
Los invito a todos a visitar la Baja California Sur y disfrutar de todos los atractivos de la península.
Comentado por Dum
- junio 12, 2011 @ 08:29 am
ES CONOCER ALGO INOLVIDABLE, SOBRE TODO LA BELLEZA DE NUESTRA NATURALEZA, DONDE SE NOS OLVIDA TODO LOS PRO Y LOS CONTRAS QUE ESTAMOS VIVIENDO EN LA ACTUALIDAD, YO SOY DE LA PAZA BAJA CALIFORNIA, Y RADICO EN TIJUANA DESDE HACE 23 AÑOS, PERO AÑORO MI BAJA, SIEMPRE LA RECOMIENDO COMO UN PARAISO, AUNQUE NO CONOZCO TODA LA PENINSULA EN GENERAL PERO ESTOY HACIENDO UN ESFUERZO POR CONOCERLA TODA, AHORA EN VACACIONES CONOCIMOS SAN IGNACIO Y ESTA BELLISIMO SOBRE TODO LA GENTE NATIVA DE ESE POBLADO, ES DE VERDAD ,MARAVILLOSO, ES UNA TIERRA DE ENSUEÑOS, LES AGRADEZCO SU VALIOSA INFORMACION Y TODO LO PUBLICAN PARA QUE LA GENTE SIGA VISITANDO NUESTRA BAJA SUR.
Comentado por GLORIA CORDERO
- septiembre 2, 2010 @ 18:21 pm
Déjanos tus comentarios
Nombre (requerido)
Email (requerido - no será publicado)
Verificación de palabra

Servicios
Busca dónde hospedarte en Loreto
Busca dónde comer en Loreto
Busca qué recorrer en Loreto
Busca cómo llegar o moverte en Loreto
Busca cómo llegar a Loreto