Poza Azul y Poza de las Tortugas
Opiniones en comunidad

octubre 29, 2009

Esto sí que es un verdadero oasis en medio del desierto. Es difícil entender de donde viene tanta agua en un lugar tan árido y deshidratado, donde las lluvias suman unos 200 mm en el año.

Pensar en la idea de que antiguamente allí hubo un océano es complejo, pero es real. Y ya cuando conoces toda la historia de esta idea tan espectacular y puedes comprobarla visualmente, te enamoras de la historia de nuestra tierra.

Especialmente la Poza Azul siento que es el paisaje natural que más me ha impresionado e impactado en México.

Salimos desde el centro de Cuatro Ciénegas y avanzamos unos kilómetros por una carretera bordeada por matorral desértico. Llegamos al rancho donde se encuentra Poza Azul y Poza de las Tortugas. Actualmente este territorio está protegido por una asociación civil que se dedica a su conservación. Iniciamos la caminata por un sendero delimitado para tal fin.

Cuatro Ciénegas es un valle desértico rodeado por diferentes sierras de gran altura. Es un paisaje de lo más prístino e inhóspito que haya visto, más sin embargo, es emocionante.

Lo primero que encontramos fue la Poza de las tortugas: un espejo de agua cristalina donde habitan tules (juncos), tortugas y peces. Alrededor: desierto de arena con grandes concentraciones de sal (primer indicio de que allí hubo mar alguna vez). ¿Tortugas acuáticas? Así, y dos especies: de concha blanda y de oreja roja.

Lugo de esta poza, tomamos un sendero interpretativo que corre a lo largo de un canal. Allí nos enteramos que es este era uno de los cientos canales que llevan el agua a todo el humedal de Cuatro Ciénegas. Entonces, ¡estamos hablando de un humedal que a simple vista parece un desierto!

Cerca del canal vimos una gran concentración y variedad de plantas como: Mezquite, pastizal, tule, zacate salado, y dentro del agua, Lirios acuáticos. Entre los animales que habitan esta zona, ver un Correcaminos es muy factible, hay también escorpiones y ratas canguro, de estas se suelen ver sus huellas.

Seguimos caminando un kilometro con sol de Octubre muy intenso para la época (ya es otoño) pero corría un aire fresco que amenizaba. Y no es hasta que estas al lado, que ves el oasis, el edén, un espejo de agua azul y peces nadando dentro. La Poza Azul estaba frente a nuestros ojos. ¡Qué belleza! ¡Qué increíble! ¡Qué espectacular!

Subimos a un mirador y nos quedamos un rato largo contemplando este paisaje: la Poza Azul, el humedal desértico y la sierra atrás. Esta poza tiene diferentes tonos de azul que van desde el celeste más claro al azul eléctrico, pasando por un turquesa precioso. Se alcanza a ver el fondo del suelo con una nitidez pura. En uno de los extremos hay una grieta que parece conducir a una cueva y a un canal subterráneo. Aquí le llaman pozas, en la Península de Yucatán, cenotes. Allá el mar está cerca, acá alguna vez (hace 65 millones de años) hubo mar también. ¡Qué locura!

Allí aprendimos que las pozas de Cuatro Ciénegas se intercomunican por un sistema complejo de canales subterráneos. ¿Los famosos ríos subterráneos de la Península de Yucatán? Esta analogía de tiempo y espacio me impresionó mucho.

Las investigaciones que se han hecho de este humedal dicen que las aguas emergieron a la superficie a través de grietas profundas a lo largo de millones de años.

En Poza Azul, hay vida al igual que en todas las pozas y canales del valle. Los peces que allí habitan son Mojarra de Cuatro Ciénegas, Lisa, Sardina y Tridolita. Esta especie de mojarra es endémica.

También se alcanzan a ver estromatolitos aunque ya no están vivos. Los estromatolitos son algo increíble u que lamentablemente que estén muertos es culpa del ser humano. Son bacterias que inventaron la fotosíntesis, proceso mediante el cual convierten la energía solar en alimento. Son el origen de la vida en esta tierra, el primer alimento de los herbívoros. Han logrado sobrevivir millones de año a las eras geológicas y sus cambios climáticos. Sin embargo son sensibles a los cambios en los niveles de agua y si quedan expuestos a la superficie, mueren. En Cuatro Ciénegas aún son el alimento de peces y caracoles en pozas que no han sido impactadas. Poza Azul y Poza del Becerro son un ejemplo de las que si fueron impactadas por el hombre lo cual ha acabado con la vida de los estromatolitos y por ende de otros animales. Poza del Becerro ya es un caso perdido pero Poza Azul aun está a salvo aunque sus estromatolitos son sean un vestigio, por eso es un área protegida. Cuatro Ciénegas es el único lugar en el mundo donde hay estromatolitos que son fuente de alimento para animales.

Cuatro Ciénegas es el humedal más importante dentro del Desierto Chihuahuense y uno de los más importantes en México y está clasificado como sitio RAMSAR, una categoría que lo define como un lugar prioritario en el mundo y por ende a conservar.

Definitivamente he quedado fascinada con este lugar y con todo lo que aprendí. Cuatro Ciénegas es un lugar único en el mundo, habla mucho del origen de la vida en nuestro planeta y es un paisaje hermosísimo que te deja anonadado por siempre.

¿Cómo llegar?

Para llegar a Cuatro Ciénegas en auto puedes tomar la carretera 30 que viene desde Torreón (220 km aprox.) y Parras (270 km aprox.), la 57 que viene desde Monclova (80 km aprox.) o Saltillo (270 km aprox.) y la 53 desde Monterrey (pasando por Monclova, 300 km aprox.). Desde Torreón, Monclova y Saltillo salen autobuses diariamente.

Una vez en Cuatro Ciénegas sales del centro en dirección a Torreón y a los 9 km encuentras la entrada a Poza Azul y Poza de las Tortugas. Está abierto todos los días de 10 a 17 hs. y la entrada cuesta en total $50 mx ($22 mx corresponden al impuesto de Áreas Nacionales Protegidas)

Para llegar hasta allí, de manera independiente sólo puedes si tienes auto y si no debes contratar un guía con transporte. En el hotel Plaza frente a la plaza, hay dos guías muy buenos y allí te dan muy buena información de la zona además.

(21)
Otras personas que vieron este artículo también les interesó:
Comentarios (7)
qiero ir a la foza tengo mucho q no voy jajajajaja
Comentado por alondra.abiigail.hernandez.mdoo
- octubre 8, 2014 @ 15:16 pm
nfvjfdjbffgbjhbjhbjhgbjh
Comentado por willi
- octubre 30, 2013 @ 07:40 am
Me encantan tus fotos, hacen desear ir ahí y verlo con tus propios ojos.

El único detalle es que los microorganismos no inventaron la fotosíntesis, ellos evolucionaron hasta lograr hacer este proceso, creo que inventar suena un tanto raro.

Por todo lo demás te felicito en tu reseña, perfecta.
Comentado por Alma
- julio 8, 2013 @ 15:08 pm
Alan: Qué bueno que te gustó la información. Te explico que el valle de Cuatro Ciénegas es el humedal más importante del gran Desierto Chihuahuense el cual se extiende a los estados de Coahuila y Chihuahua y lleva ese nombre porque la mayor parte se concentra en el estado de Chihuahua.
Comentado por
- abril 2, 2010 @ 09:59 am
oye una cosa muy buena toda la informacion exelente diria yo me gusto todo lo q dices solo un pekeño detalle (Cuatro Ciénegas es el humedal más importante dentro del Desierto ) "Chihuahuense" es COAHUILA...
Comentado por alan!!!
- abril 1, 2010 @ 23:29 pm
Muchas gracias! Lo más lindo es que lo hayas disfrutado y te antojaste a conocerlo, es maravilloso!
Buen viaje entonces! y luego comparte tu experiencia en el portal así sabemos como te fue.
Comentado por
- febrero 18, 2010 @ 13:22 pm
Que extraordinaria narración y que belleza de lugar.
Es imperdonable que habiendo vivido en Saltillo durante 32 años y siendo oriunda de Parras no conozca este lugar... pero pondré inmediatamente remedio y comenzaré a planear una visita para marzo Dios mediante.
Comentado por JM Alejo
- febrero 18, 2010 @ 13:06 pm
Déjanos tus comentarios
Nombre (requerido)
Email (requerido - no será publicado)
Verificación de palabra

Servicios
Busca dónde hospedarte en Cuatro Ciénegas
Busca dónde comer en Cuatro Ciénegas
Busca qué recorrer en Cuatro Ciénegas
Busca cómo llegar o moverte en Cuatro Ciénegas
Busca cómo llegar a Cuatro Ciénegas