Guanajuato: Ciudad de túneles
Opiniones en comunidad

mayo 5, 2009

Guanajuato es una ciudad llena de vida social y mucha cultura. Cultura que se vive a través de sus callejones, sus túneles y sus calles. Historia que se encuentra a cada paso.

Es impactante entrar a la ciudad a través de un túnel y que ese túnel te saque y te ponga en otro y otro hasta desembocar en el centro.

Guanajuato tiene más callejones que calles. Algunos son tan angostos que sólo pasa una persona por allí.

Los túneles actuales te conducen por encima de un río que está entubado. Anterior a esto, el río en época de lluvias crecía y en algunas ocasiones provocó fuertes inundaciones. Las máximas altura a las que llegaron las inundaciones están marcadas en algunas paredes de la ciudad, sobre todo en el centro. Guanajuato desde mediados de los 60 se mueve entre túneles. Por eso es muy común que en la madrugada y prácticamente a toda hora si caminas en los túneles sientas olor a caño.

Recorrer Guanajuato toma varios días, entre museos, iglesias, leyendas, callejones y callejoneadas, los días pasan y siempre hay algo más.

¿Qué hacer en Guanajuato?

La regla principal de cualquier viajero por primera vez en Guanajuato es perderse en sus callejones. Si no te pierdes es que no has visitado Guanajuato. Literalmente así es. En el momento en que te metes a un callejón y sales por otro y luego otro, ya te perdiste pero sólo así conoces está misteriosa ciudad.

Cada callejón guarda una leyenda, hay guías que te dan recorridos tras estas leyendas. El Callejón del Beso es el más popular y conocido de todos. Hay niños y grandes que por una propina te cuenta la tradición y la leyenda del lugar. Dicen que toda pareja que visite Guanajuato debe darse un beso en el tercer escalón y eso les garantizará siete años de felicidad. Una forma muy divertida de recorrer los callejones de la ciudad es acompañado de La Estudiantina, un ícono joven y cultural. Es un grupo de jóvenes estudiantes que vestidos de gaiteros con guitarra y panderetas en mano te llevan a recorrer los callejones a pura música y jarana, te cuentan chistes e historias y te hacen pasar un rato inolvidable. Es una costumbre española que en Guanajuato se adoptó hace ya unas décadas y no ha parado desde entonces. Son muchos los grupos ya. Todos los lunes y martes sale La Estudiantina oficial con recorridos gratuitos a las 8 pm.

Plazas hay muchas y en cada plaza un encuentro diferente. La plaza de la Paz y la plaza San Fernando con una fuente hermosa son las más bonitas. La Paz está en pleno centro junto al monumento de la Paz y la catedral de Guanajuato. La otra es la de los bares y cafés, todo el día y sobre todo en la noche hay mucho movimiento de gente, música en vivo y mesas en la calle.

El mercado Hidalgo es inmenso, tiene fondas y muchos puestos de venta de artesanías. Lo curioso de este mercado que está construido en la estructura de lo que iba a ser una estación de ferrocarril estilo europeo.

Los museos son bastante originales como es el caso del museo de Cervantes y el de las Momias. El museo iconográfico del Quijote conserva una colección de obras nacionales e internacionales que representan al Quijote. Pinturas y esculturas son las que más abundan en diversidad de estilos artísticos y de toda época. El dueño del museo acaba de fallecer y fue uno de los motivadores del famoso Festival Cervantino al igual que se dedicó a esta colección durante años. El museo de las momias es a mi parecer bastante escalofriante y no sé si me gusta mucho la forma en que lo exhiben. Finalmente son los cuerpos deshidratados de seres humanos que fallecieron, parientes de cualquier ciudadano actual de la ciudad. Es el museo más concurrido y eso le quita el lado respetuoso de la situación aunque sea interesante. El museo casa de Diego Rivera es espectacular. Allí Rivera vivió y dejó de vivir por cuestiones socio-políticas. Su hermana se encargó de restaurarlo y ahí se puede conocer gran parte de su historia familiar y personal como artista. Hay una exhibición inmensa con la biografía de toda su obra de principio a fin. Obras originales y exclusivas. Historias de amoríos que se descubren a través de algunas de sus pinturas. Es maravilloso. Y el museo regional en la Alhóndiga de Granaditas es muy interesante sobre todo conocer la historia detrás de este inmenso y llamativo edificio.

En arquitectura religiosa se suma un sinfín de iglesias y capillas de diversos estilos y con diversos orígenes. La catedral barroca de Nuestra Señora de Guanajuato, la iglesia Valenciana de San Cayetano con su estilo barroco churrigueresco al igual que la iglesia jesuita Templo de la Compañía de Jesus entre las más majestuosas, son impresionantes.

El mirador del Pípila tiene la mejor vista de toda la ciudad y la mejor postal. Desde allá arriba se ven todos los edificios históricos así como las minas antiguas y las que hoy aún operan, resaltan las cúpulas de las iglesias, la universidad de Guanajuato y la Alhóndiga. Todo el paisaje histórico está entremezclado con las casas colorinches. La traza urbana asemeja a una maqueta. Y desde el mirador se puede bajar hasta el centro en funicular.

Y esto no termina acá. Frente al majestuoso y neoclásico Teatro de Juárez donde suelen haber obras y conciertos de cámara, es cotidiano encontrarte con una gran conglomeración de gente sentada en torno a un semi mimo que hace sus espectáculos callejeros y mueres de risa. Allí mismo está jardín Unión rodeados de bares, restaurantes y café con mesas en las calles, donde a toda hora hay músicos en vivo sobre todo mariachis.

Edificios como la Universidad de Guanajuato y la escalinata a su lado, el Teatro Juárez, la Alhóndiga, la iglesia jesuita, el Palacio Legislativo, la casa del Conde, entre otros, son dignos de conocer, recorrer y apreciar todos sus detalles arquitectónicos.

La plaza de las ranas en la entrada al centro está genial. Está llena de esculturas monolíticas en piedra de ranas en homenaje al significado en lengua náhuatl de la palabra Guanajuato "Lugar de ranas". Ahí cerca están los pastizales que es el nombre que le dieron a una zona de parques que antiguamente era área residual. Y desde que se cubrieron y convirtieron en parque están siempre llenos de gente pasando el rato.

Y no olviden recorrer los túneles en auto o a pie, sobre todo de noche, es alucinante. De noche los iluminan con luces amarillas dándole un toque muy especial, antiguo o colonial.

A la salida de algunos túneles es maravilloso observar cómo están construidas las casas y como sobresalen los baños de la casa. Estas casas fueron construidas en la época en que el río corría por allí y cada baño tenía su desagüe en el río.

Muy temprano en la mañana, antes de las 10 es ideal para pasear por la ciudad en soledad. Luego de esa hora, la ciudad no para. Llegar en auto al centro es un suplicio, es muy difícil conseguir donde estacionar en vía pública, pero con paciencia se puede lograr. De todos modos hay estacionamientos públicos.

Es lindo pensar en que Guanajuato podría haber sido la Venecia mexicana.

Por todo esto y mucho más, Guanajuato es ciudad patrimonio de la humanidad.

¿Dónde comer?

Variedad gastronómica. Siendo una ciudad tan cosmopolita y universitaria tiene mucho movimiento social. Por ende, hay muchos bares y restaurantes para todos los gustos.

Hemos estado varios días en Guanajuato y tuvimos la oportunidad de probar lugares diferentes. Sin duda la comida más típica de todo el estado de Guanajuato son las enchiladas mineras.

El Abue es un restaurante muy íntimo y cálido donde se reúnen parejas y amigos sobre todo en la noche, el menú es internacional, simple pero gourmet y se caracteriza por ser un bar de vinos. En El Abue, hacen la pasta y el pan caseros y sirven chiles en nogada rompiendo con el mito poblano. Es un lugar muy acogedor y de buen comer. Su actual dueña, periodista y chef, es simpatiquísima.

Tasca de la Paz es un restaurante que fusiona comida mexicana, española e internacional. Su ubicación es su mayor atractivo dado que está en la plaza de la Paz junto al monumento. Sus mesas sobre la calle peatonal son tentadoras a simple vista. Se comen muy ricas botanas de quesos y fiambres y tapas aunque su especialidad sobre todo es la paella. Tiene una terraza donde en la noche puedes comer o tomarte algo y disfrutar de la vista con toda la ciudad iluminada.

El Tapatio es un restaurante cotidiano y popular, ubicado frente a la universidad. Tiene un menú muy mexicano que varía constantemente. La cecina guanajuatense, las enchiladas mineras y la molcajeteada son los platos más deliciosos que sirven. Es un lugar económico sobre todo para tomar unas cervezas.

El restaurante de la Posada Santa Fe en el jardín principal es el lugar más tradicional de Guanajuato. El hotel fue el primero en abrir hace como unos 100 años. Tradición es lo que sobra en este lugar. La comida es típica mexicana y local, deliciosa y casera. También tiene sus mesas sobre la plaza. Los platos son muy abundantes. Los chiles rellenos, las sopas, las ensaladas y el pollo en chipotle son altamente recomendados y ni hablar de los postres: strudel de manzana y pie de limón. Excelente.

Casa Valadez es también un restaurante que lleva mucho años, muy concurrido pero sin embargo tuvimos una experiencia de "fast food". Las aguas de fruta son deliciosas eso sí. Pero te atienden como si te estuvieran despachando.

Y un lugar único e imperdible es Villa Mercedes, un restaurante diferente y especial donde la comida es mexicana y artesanal. Son platos hechos a medida, ideas nuevas y creativas, que llevan ingredientes típicos de la región como el xoconostle. Desde el ambiente, la decoración, la presentación de los platos, la calidad y creatividad de sus bebidas y comidas hasta el servicio Villa Mercedes es una experiencia gastronómica maravillosa. Es el único que no está en el centro y se llega en auto o taxi. De hecho dado que está ubicado en un lugar muy rebuscado de encontrar recomiendan llamar y reservar previamente.

Todos los restaurantes del centro que mencioné son muy accesibles, de precio medio.

¿Dónde dormir?

Hay muchos hoteles y sobre todo hostales juveniles algo que no es muy usual en México. Los hostales oscilan los $120 por persona. Hay muchos hoteles ambientados en antiguas casas muy bonitos. La casa de huéspedes La Antigua está a escasas cuadras del centro y es justamente un lugar muy acogedor atendido por una familia y donde buscan generar el intercambio cultural entre los huéspedes y viajeros. Es un lugar económico, sencillo y muy agradable.

Nos hospedamos en el hotel Holiday Inn que si bien es un hotel de cadena y grande lo cual no es nuestra preferencia, tuvimos una muy buena experiencia. De servicio y confort no hay ninguna duda. Las habitaciones son comodísimas, amplias y tiene todos los servicios, lavandería automática y desayuno incluidos. Y el lugar es bastante cálido aún en su estilo más urbano y de negocios. El precio por habitación doble está alrededor de $2000 mx. Una de sus mayores ventajas es que está en los límites de la ciudad, es decir, antes de entrar a los túneles y al centro. Es una comodidad porque si tienes auto lo puedes dejar en el hotel y desde allí recorrer en colectivo o taxi y evitar el tráfico.

¿Cómo llegar?

Saliendo de la Ciudad de México en auto hay que tomar la carretera 57 o la autopista 57D en dirección a Querétaro, luego sigues hasta San Miguel de Allende y desde allí tomas la carretera 51 y luego la 110 a tu izquierda. Y ahí nomás estará la entrada a Guanajuato. O la otra opción es ir desde Querétaro por la carretera o autopista 45 hacia Salamanca, luego Irapuato y una vez que pasas Silao, llegas a Guanajuato.

En autobús puede tomar por ejemplo Primera Plus que sale desde la terminal Norte de la Ciudad de México durante todo el día con bastante frecuencia cada una o dos horas, toma de 4 a 5 horas el viaje y el boleto cuesta $314.

Museos: en general abren de martes a domingo y el domingo suelen cerrar a las 2 de la tarde.

Museo iconográfico: entrada $20 mx

Museo Alhóndiga: entrada $46 mx

Museo de las momias: entrada $50 (abre todos los días)

Museo Casa Diego Rivera: entrada $15

Funicular del Pípila: $15 por persona.

Estudiantina: hay una gratuita los lunes y martes a las 8 pm. Las otras funcionan generalmente de jueves a domingos con varias salidas y cobran unos $80 por persona aproximadamente con una bebida incluida.

(40)
Otras personas que vieron este artículo también les interesó:
Comentarios (4)
Hola! Me pregunto si saben que tan largo es el tunel Diego Rivera?
Comentado por Angelica
- marzo 23, 2013 @ 13:14 pm
K RICA EXPLICACION DE GUANAJUATO, ES UNA CIUDAD TAN HERMOSA QUE NADA LE PIDE A OTROS PAISES,QUE ADEMAS DE TODO ES SUPER ECONOMICA PUES LA HABITAN EN SU MAYORIA ESTUDIANTES, SI BIEN ES CIERTO QUE VISITARLA ES UN PLACER!! ESTA CIUDAD TE OBLIGA A VIVIRLA!!!
GRACIAS K BELLAS PALABRAS!!
Comentado por suegto
- febrero 11, 2013 @ 09:37 am
Areli, gracias por tus palabras...
Comentado por Gorka
- marzo 25, 2012 @ 09:47 am
Los felicito mucho por esta super explicación de su visita a Guanajuato,nunca había leído algo tan completo, excelente y muchas gracias.
Comentado por Areli
- marzo 25, 2012 @ 09:46 am
Déjanos tus comentarios
Nombre (requerido)
Email (requerido - no será publicado)
Verificación de palabra

Servicios
Busca dónde hospedarte en Guanajuato
Busca dónde comer en Guanajuato
Busca qué recorrer en Guanajuato
Busca cómo llegar o moverte en Guanajuato
Busca cómo llegar a Guanajuato